Publicidad
Publicidad

CARETA ASADA AL HORNO

Careta asada al horno, historia:


La careta o jeta de cerdo asada es uno de los platos estrella de la gastronomía salmantina, que podemos encontrar prácticamente en todos los bares. 

Nosotros la coceremos antes unos 20 minutos y luego la pasaremos por el horno.  Así conseguimos ablandarla primero, cociéndola en su jugo, para luego darle un golpe fuerte en el horno. Lograremos así que la piel del cerdo quede muy crujiente y el interior jugoso. 

La careta es el morro del cerdo, una parte del animal que acumula menos grasa que otras, como la panceta. Además, es rica en colágeno, una proteína que al calentarse se transformará en gelatina. Encontramos esta proteína en otras partes del cuerpo como los tendones o la piel y es muy beneficiosa, ya que ayuda a que nuestras articulaciones, huesos e incluso uñas y pelo estén más fuertes. 

Como todas las carnes, hay que consumirla con moderación, pero podemos darnos un capricho de vez en cuando sin ningún problema. ¿No crees?

 

Publicidad

Vídeo paso a paso:


Publicidad

Ingredientes


  • 1'5 careta de cerdo. 

  • Pimienta negra molida.

  • Sal.



Publicidad

Careta asada al horno, preparación:


  • Paso 1

    Quemamos los pelos de la careta con un soplete. 

     

  • Paso 2

    Cocemos la careta en una olla con agua, pimienta negra molida y sal durante 20 minutos.

     

  • Paso 3

    Una vez pasado ese tiempo, la sacamos, la cortamos en trozos y la colocamos en una rustidera con parrilla con un poco de agua en el fondo para que, al caer la grasa, no haga humo. 

     

  • Paso 4

    Calentamos el horno a 200 grados. Cuando esté caliente, metemos la rustidera y dejamos la careta durante 25 minutos para que quede caliente. 

Publicidad

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información