Publicidad
Publicidad

CROQUETAS DE JAMÓN CASERAS

Croquetas de jamón caseras, historia:


Las croquetas son un plato irresistible que todo el mundo debería conocer. Hoy las elaboraremos con jamón, pero puedes añadir los ingredientes que quieras o aprovechar los restos de otras recetas. 

No es fácil cocinar bien las croquetas para que salgan cremosas. Es importante hacer bien la bechamel, para que no salgan grumos y cocinar la harina para que no se quede el sabor en la bechamel. Además, también hay que freirlas con aceite muy caliente para conseguir que queden crujientes por fuera y cremosas por dentro. Con estos pequeños trucos y un poco de paciencia, conseguiremos cocinar un plato de éxito. 

Aunque son un entrante muy conocido en España, el origen de las croquetas se remonta a la Francia del siglo XVII,  cuando el cocinero de la corte mezcló trufas con mollejas de ave y crema de queso y las rebozó en pan rallado y huevo para hacerlas crujientes. Lo hizo para sorprender a varios invitados en un importante banquete y, a partir de ahí, las croquetas se convirtieron en un manjar propio de las clases altas.  

 

Publicidad

Vídeo paso a paso:


Publicidad

Ingredientes


  • 400 gramos de harina.

  • 320 gramos de virutas de jamón.

  • 320 gramos de mantequilla.

  • 2 litros de leche.

  • 2 pastillas de caldo concentrado de carne

  • Sal.

  • Huevo.

  • Pan rallado.



Publicidad

Croquetas de jamón caseras, preparación:


  • Paso 1

    Comenzamos haciendo la bechamel. Para ello, ponemos una sartén a calentar con mantequilla. Cuando esté derretida, deshacemos la pastilla de caldo de carne. Después ponemos la harina y la cocinamos durante unos segundos para que no le dé mal sabor a la bechamel. Cuando esté cocinada, echamos la leche y comenzamos a remover con constancia, para evitar los grumos, con un batidor de varillas. Si se hacen grumos, rematamos con una batidora mecánica. Un poco antes de terminar, añadimos el jamón, que antes habremos pasado por la plancha en una sartén pequeña. Cuando esté terminada la bechamel la sacamos a una fuente para que se endurezca. 

  • Paso 2

    Para hacer las croquetas, vamos haciendo bolas de bechamel y las pasamos por pan rallado, huevo y pan rallado otra vez. 

     

  • Paso 3

    Freímos las croquetas en aceite abundante hasta que quede el empanado doradito y las vamos sacando a un plato con papel absorbente para quitar el exceso de grasa. ¡Ya tenemos nuestras deliciosas croquetas!

     

Publicidad

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información