Publicidad
Publicidad

PAN DE AJO A LAS HIERBAS PROVENZALES

Pan de ajo a las hierbas provenzales, historia:


El pan de ajo es un entrante perfecto para compartir con amigos y familiares que también podemos servir como acompañante de pasta o de otros platos. 

Es una receta muy sencilla, sólo tenemos que tostar rebanadas de pan con una mantequilla de ajo que elaboraremos previamente con hierbas provenzales. Éstas son plantas culinarias secadas procedentes de la zona francesa de la Provenza y de todo el área mediterranea. Son tomillo, orégano, romero, albahaca, hinojo, perifollo, estragón, laurel, espliego...Las podemos encontrar en raciones en el supermercado, en unas bolsas muy cómodas de manejar. 

A este delicioso pan añadiremos pimientos del piquillo, lo que le convierte en un diez como tapa. Sólo hay que tener en cuenta que debemos elegir un buen pan, una buena mantequilla y unos buenos pimientos y no pasarnos con la cantidad de ajo. 

Una receta, en definitiva, muy sencilla de elaborar y además muy económica. Además, podemos aprovechar el pan que sobre (en caso de que sobre) para una sopa, un puré o una ensalada. ¡Son todo ventajas!

Publicidad

Vídeo paso a paso:


Publicidad

Ingredientes


  • Rebanadas de pan.

  • 250 gramos de mantequilla.

  • 2 dientes de ajo grandes.

  • Hierbas provenzales.

  • Pimientos del piquillo.



Publicidad

Pan de ajo a las hierbas provenzales, preparación:


  • Paso 1

    Para hacer la mantequilla de ajo, machamos un ajo grande cortado en láminas en un mortero, con una pizca de sal para poder macharlo mejor. 

     

  • Paso 2

    Cuando hayamos hecho una especie de pasta, la ponemos en un bol con la mantequilla en punto de pomada y las hierbas provenzales. 

     

  • Paso 3

    Una vez que todo esté bien mezclado, filmamos el bol y lo metemos en la nevera durante unas dos horas para que se endurezca un poco y para que la mantequilla coja todos los sabores. 

     

  • Paso 4

    Mientras se enfría la mantequilla, vamos confitando los pimientos a baja temperatura. Los ponemos en una sartén con aceite y los dejamos que se confiten durante 10 minutos. 

     

  • Paso 5

    Cuando todo esté a punto, cortamos las rebanadas de pan y las untamos con la mantequilla de ajo. Las colocamos en una bandeja y las metemos en el horno a 180 grados. 

     

  • Paso 6

    Sacamos la bandeja cuando esté dorada la parte de arriba de las rebanadas y colocamos unas tiras de pimiento confitado en cada rebanada. Ya podemos probar este delicioso entrante. 

     

Publicidad

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información