Publicidad
Publicidad

RECETA DE ALBÓNDIGAS JARDINERA

Receta de albóndigas jardinera, historia:


Aunque ahora resulte una comida de lo más popular, el origen de las albóndigas lo encontramos entre las clases más altas. Ya en la antigua Roma, Marco Gavio Apicio recoge algunas recetas de albóndigas utilizando carne de pollo, vacuno, pavo, conejo o cerdo. En su elaboración, además de pan mojado se utilizaban numerosas especias. 

Con el tiempo, las albóndigas se han ido convirtiendo en una receta casi de aprovechamiento. Podemos utilizar la carn que se nos ha quedado sin hacer para picarla bien y hacer unas excelentes albóndigas. Cuanto mejor sea la calidad de la carne, mejor será el resultado. 

Con esta receta de albóndigas jardinera, complementaremos la proteina de la carne con las mejores verduras que darán como resultado un plato tan delicioso como equilibrado. 

En esta ocasión hemos decidido además acompañarlas de un poco de pasta para aportar el contenido de hidratos de carbono que dará el equilibrio final a nuestro plato. 

Publicidad

Vídeo paso a paso:


Publicidad

Ingredientes


  • 1 kg. de carne picada para albóndigas ya preparada

  • 2 pimientos rojos

  • 2 pimientos verdes

  • 1 cebolla

  • 1 bote de guisantes en conserva

  • 3 dientes de ajo

  • 10 cucharadas soperas de tomate frito

  • Aceite

  • Sal



Publicidad

Receta de albóndigas jardinera, preparación:


  • Paso 1

    Primero prepararemos la carne para las albóndigas si no la tenemos ya. Para ello añadiremos pan mojado con leche, perejil y huevo y mezclaremos bien con las manos. Cubrimos con papel film y dejamos reposar al menos una hora en la nevera. 

  • Paso 2

    Cuando la carne esté lista, nos pondremos a preparar la salsa. Para ello picamos bien todas las verduritas. 

  • Paso 3

    Cubrimos el fondo de una cazuela con aceite y ponemos a sofreir la cebolla, el ajo y la zanahoria con una pizca de sal. Cuando las verduras empiecen a transparentar, añadios los pimientos y seguimos cocinando a fuego lento. 

  • Paso 4

    Cuando todavía el pimiento no esté del todo cocinado, añadimos un poquito de agua y dejamos cocinar durante 15 minutos. Añadiremos después el tomate frito, los guisantes y un poco más de agua y dejamos cocinar otros 15 minutos más. 

  • Paso 5

    Mientras la salsa se va cocinando, empezaremos a hacer las bolitas de carne. Pasamos las albóndigas por harina y las freímos en una sartén con abundante aceite. 

  • Paso 6

    A medida que se vayan friendo a fuego medio, las vamos colocando en la cazuela con la salsa. 

  • Paso 7

    Dejaremos cocinar las albóndigas dentro de la salsa durante otros 15 minutos más. Si vemos que necesita algo más de agua le añadimos un poco. 

  • Paso 8

    Ya tenemos nuestro plato listo. A mi me gusta acompañarlo con un poco de pasta. Un plato único excelente, tanto en sabor como en valor nutricional. 

Publicidad

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información