Publicidad
Publicidad

RECETA DE CHEESECAKE DE MELOCOTÓN

Receta de cheesecake de melocotón , historia:


Una cheesecake o tarta de queso. El postre favorito de los amantes del queso o no. Y es que, dicen que el pastel de queso es uno de los postres más comunes del mundo y, quizás, uno de los más antiguos que utilizan lácteos, diferentes de la leche. El primer registro que hace mención al pastel de queso viene desde los antiguos Jugos Olímpicos griegos.

De hecho, la mención escrita más temprana de un pastel de queso fue hecha por un médico griego que escribió un libro sobre el arte de hacer queso. ​Es importante señalar que a pesar de que a estas primeras formas se les llamó "pasteles de queso", diferían mucho en sabor y consistencia de la tarta de queso contemporánea.

Porque el pastel de queso se dio a conocer ayer, ya que formaron parte del menú que degustaron (pastel proteico a base de queso); los atletas que participaron en los primeros juegos olímpicos de la historia, que tuvieron lugar en el año 776 antes de Cristo. La exquisita torta se difundió a través de Europa después de que los romanos conquistaron Grecia.

Sin embargo, la fabricación de queso se remonta hasta 2000 a. C, los antropólogos han encontrado moldes de queso que datan de ese periodo. Mientras el imperio avanzaba sobre los distintos países, los colonizadores iban descubriendo que la elaboración de queso era algo común a todos los pueblos, e incorporaban nuevas técnicas culinarias que aplicaban para recrear el cheesecake enriqueciéndolo con diferentes combinaciones.

Publicidad

Vídeo paso a paso:


Publicidad

Ingredientes


  • 200 gramos de galletas

  • 150 gramos de mantequilla 

  • 60 gramos de nueces peladas

  • 350 gramos de queso en crema 

  • 200 gramos de azúcar

  • 60 gramos de cuajada en polvo 

  • 1 litro de leche 

  • Medio litro de nata líquida

  • 700 gramos de melocotón en almíbar

  • 3 láminas de gelatina 



Publicidad

Receta de cheesecake de melocotón , preparación:


  • Paso 1

    Lo primero que vamos a hacer es la base de nuestra cheesecake. Para ello pulveriza las galletas y las nueces y mézclalo todo con la mantequilla hasta conseguir una pasta. Después, coloca esta masa en el molde desmontable que hayas elegido. Ahora mete la base a la nevera para que se enfríe y logra así una base compacta.

     

  • Paso 2

    A continuación pon la leche, la nata, el azúcar y la cuajada en polvo oen una cazuela a fuego lento. Es importante que no hierva así que mucho cuidado. Añade ahora la crema de queso y remueve hasta que todos los ingredientes estén perfectamente integrados.

  • Paso 3

    Una vez que el cuerpo de nuestra tarta está listo, déjalo que se enfríe y viértelo despacio sobre el molde desmontable. Puedes ayudarte de una cuchara.

     

  • Paso 4

    Mientras se enfría y cuaja puedes preparar la gelatina con el almíbar y el melocotón. Para ello pon las láminas de gelatina en un cuenco con agua. Escurre los melocotones y pon el almíbar a calentar. Corta los melocotones en trocitos pequeños y añádelos al cazo con el almíbar junto a las láminas de gelatina ya hidratadas.

  • Paso 5

    Una vez que la gelatina y el almíbar estén bien integrados deja que se enfríe un poco antes de echarlo con muchísimo cuidado sobre la crema de queso que ya estará cuajada. Y una vez que el almíbar ya esté sólido, podrás desmoldar tu cheesecake de melocotón y disfrutarla en la mejor compañía.

Publicidad

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información