Publicidad
Publicidad

RECETA DE CREMA DE YEMA PARA TARTAS

Receta de crema de yema para tartas, historia:


Esta es otra de esas recetas básicas que tienes que guardar bien cerca porque utilizarás en numerosas ocasiones. ¿Te gustan los postres con crema de yema? Esta es precisamente la receta que hoy te propongo. Una deliciosa crema de yema para rellenar tu tarta favorita u otros postres. 

Y es que esta crema de yema se utiliza muchísimo como cobertura de tartas, por ejemplo, la tarta de San Marcos. A diferencia de las yemas duras que se elaboran con azúcar y yema de huevo básicamente, la yea pastelera se prepara con huevos.

Con unos sencillos pasos podrás conseguir una deliciosa crema con la que decorar o cubrir tus tartas. Como bien puedes apreciar en el vídeo, esta crema se hace muy muy fácil. 

Y es que es una de las cremas ideales para cubrir tartas, brazos de gitano o lo que se te ocurra. Y además, a mí esta crema me trae recuerdos de mi infancia porque era una de las más utilizadas en mi casa... cualquier fiesta de cumpleños o celebración familiar se hacía en casa y, qué mejor broche a una reunión familiar que con una deliciosa tarta o postre casero.

Ya sabes cómo preparar esta crema de yema. Ahora lo complicado es elegir la tarta. Aprovecha estos días de fiesta para probar nuevos postres. Y ya me contarás con cuál te quedas. ¿Me lo cuentas?

 

Publicidad

Vídeo paso a paso:


Publicidad

Ingredientes


  • 9 yemas de huevo 

  • 380 gramos de azúcar 

  • 150 gramos de agua 

  • 20 gramos de fécula de maíz 

  • 2 cucharaditas de azúcar avainillado 



Publicidad

Receta de crema de yema para tartas, preparación:


  • Paso 1

    Comenzamos con nuestra crema poniendo en un cazo el azúcar, el agua y el azúcar avainillado. Con estos tres ingredienes vamos a hacer un almíbar. Asegúrate de que el azúcar está bien disuelto, déjalo que reduzca y retira del fuego....

     

  • Paso 2

    Mientras tanto vierte la yemas del huevo en un recipiente y añade la fécula de maíz. Bate bien hasta que estén bien integrados. Y cuando el almíbar esté frío, añádelo al bol de las yemas y remueve bien.

     

  • Paso 3

    Ahora, vuelve a echar la crema en el cazo para que reduzca un poco. Cuando comience a hervir, retíralo del fuego y déjala que se enfríe. Ya tienes lista tu crema de yema para tus tartas favoritas, ¿ya sabes cuál vas a hacer?

     

Publicidad

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información