Publicidad
Publicidad

RECETA DE HORMIGOS

Receta de hormigos, historia:


Vamos hoy con una de esas recetas de tran tradición y muy conocidas en las regiones vitivinícolas. Una receta que apenas requiere cuatro ingredientes y que te sorprenderá porque, con lo más básico, obtendrás un resultado excelente. 

Aunque esta receta es muy conocida en muchos pueblos de La Rioja, con gran tradición de vinos, su origen lo encontramos en la cocina sefardí. Los judíos hacían en la antigüedad una especie de buñuelos que acompañaban con arrope, el mosto reducido y concentrado al máximo.

También de la cocina sefardí vienen los 'formigos', una especie de sopa a base de leche fría. 

Estos hormigos, aunque no tienen leche, sí tienen un poco de todo ello. Parece increíble pero sólo con harina, agua y mosto, se obtiene un postre barato, fácil y con un sorprendente resultado. Tenéis que probarlo.

Publicidad

Vídeo paso a paso:


Publicidad

Ingredientes


  • 6l. de mosto de uva

  • 150gr. de harina

  • 600 ml. de agua

  • 1 pizca de sal



Publicidad

Receta de hormigos, preparación:


  • Paso 1

    Comenzaremos poniendo el mosto en una cazuela bien grande para hacer el arrope. Lo ideal es comprar el mosto directamente en alguna bodega que tengáis cercana para que sea más puro y natural.

  • Paso 2

    Lo ponemos en el fuego hasta que hierva y luego bajamos el fuego. Tendremos que dejarlo reducir poco a poco durante al menos dos horas y media para que vaya espesando. 

  • Paso 3

    Una vez listo el arrope, nos ponemos con  los hormigos. Para ello ponemos en una cazuela el agua, la harina y una pizca de sal, todo en frio. Mientras se va calentando hasta el punto de ebullición, tenemos que ir removiendo bien con ayuda de un batidor. 

  • Paso 4

    Poco a poco el agua se irá evaporando e irá quedando una masa espesa. Cuando tenga el aspecto de una especie de bechamel, la ponemos en una bandeja y, cuando se enfríe, lo metemos en la nevera durante 24 horas. 

  • Paso 5

    Cuando esté bien espeso, sólo tendremos que cortar los hormigos en trocitos y bañarlos con el arrope. Te sorprenderá cómo una mezcla tan sencilla puede resultar tan deliciosa. ¡A disfrutar!

Publicidad

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información