Publicidad
Publicidad

RECETA DE PUDIN DE BIZCOCHO Y LECHE CONDENSADA

Receta de pudin de bizcocho y leche condensada , historia:


Hoy te planteamos un dos en uno. Por un lado, un postre delicioso e ideal para los más golosos, ya que los ingredientes de este postre pueden hacer que te hagas una idea del delicioso resultado final. 

Por otro lado, una receta de aprovechamiento, ideal para utilizar los bizcochos o magdalenas que tal ven empiecen a quedarse un poco secos para comer solos y que, sin embargo, en este postre serán el toque perfecto de sabor y textura. 

Aunque el pudin es una receta inglesa que originalmente se elabora utilizando el pan como base, cuando se trata de un postre lo ideal es sustituirlo por bizcochos, magdalenas o incluso panes de leche. Una auténtica delicia. 

Publicidad

Vídeo paso a paso:


Publicidad

Ingredientes


  • 8 huevos

  • 600 ml. de leche evaporada

  • 400 gr. de leche condensada

  • 6 cucharadas soperas de azúcar

  • Bizcocho

  • 1 vaso pequeño de agua



Publicidad

Receta de pudin de bizcocho y leche condensada , preparación:


  • Paso 1

    Lo primero que necesitamos es un buen bizcocho, a poder ser de yogur y hecho en casa.

  • Paso 2

    También prepararemos previamente el caramelo y cubriremos con el un molde tipo plumcake donde haremos nuestro pudin. 

  • Paso 3

    Ahora comenzaremos a preparar la mezcla líquida del pudin de bizcocho y leche condensada. Para ello, ponemos los huevos en un bol y los batimos bien, añadimos la leche evaporada y luego la leche condensada, siempre sin dejar de batir. Ponemos la mezcla líquida en el molde y añadimos el bizcocho cortado en trocitos y empapándolo bien. 

  • Paso 4

    Calentamos el horno a 200 grados y ponemos agua en una bandeja, la suficiente para que cubra aproximadamente la mitad del molde de nuestro pudin. 

  • Paso 5

    Cuando el horno esté bien caliente, bajamos la temperatura a 180 grados y metemos nuestro pudin durante 35 minutos aproximadamente. 

  • Paso 6

    Antes de sacar nuestro pudin de leche condensada y bizcocho del horno comprobaremos que está en su punto pinchándolo con una aguja. Si sale limpia será que nuestro postre ya está en su punto. Esperad a que se enfríe un poco para poder sacarlo del molde sin dificultad. Y ahora, ¡a disfrutar!

Publicidad

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información