Publicidad
Publicidad

TORTILLA PICANTE DE PATATA Y SETAS

Tortilla picante de patata y setas, historia:


Con cebolla o sin cebolla, con chorizo, con jamón, con pimientos... Las variantes que tiene uno de nuestros platos más universales, la tortilla de patata, son infinitas y todas igual de sabrosas. Nosotros la vamos a elaborar con setas, en este caso con shiitake, pero también podéis usar setas comunes, más fáciles de encontrar. Además vamos a ponerle unas alegrías riojanas, para darle un toque extra de picante no apto para todo el mundo. 

La tortilla de patata es un emblemático plato cuyo origen siempre se había situado en Navarra, ya que se creía que el primer documento en el que se hacía referencia a este plato era un escrito de 1817 en el que se hablaba de que los habitantes de Pamplona la consumían. De hecho, se atribuía al general Tomás de Zumalacárregui su invención, para saciar el apetito del ejército carlista.

Sin embargo, un libro del científico Javier López Linaje sitúa su origen en la localidad extremeña de Villanueva de la Serena en el siglo XVIII. 

Extremeña o navarra, lo cierto es que la tortilla de patatas es un manjar al que es difícil resistirse. ¡A disfrutar!

 

  

Publicidad

Vídeo paso a paso:


Publicidad

Ingredientes


  • 9 huevos

  • 750 gramos de patatas

  • 250 gramos de setas

  • Alegrías riojanas al gusto

  • Aceite de oliva

  • Sal



Publicidad

Tortilla picante de patata y setas, preparación:


  • Paso 1

    En primer lugar, pelamos, limpiamos y cortamos las patatas en trocitos. Después las ponemos en una sartén con abundante aceite de oliva a fuego lento para que se vayan pochando.

     

  • Paso 2

    Cuando se empiezan a poner blandas, añadimos las setas cortadas en trocitos para que se vayan haciendo con la patata. 

     

  • Paso 3

    Cuando esté todo hecho, batimos los huevos en un bol y añadimos la patata y las setas escurridas. Mezclamos todo y lo dejamos reposar 15 minutos. 

     

  • Paso 4

    Ahora ponemos toda la mezcla en una sartén grande con un poco de aceite bien caliente a fuego medio-alto. La vamos removiendo hasta que haya trozos de huevo cuajados. 

     

  • Paso 5

    Cuando veamos el huevo así, dejamos quieta la mezcla hasta que la parte de fuera tenga costra. Le damos la vuelta con un plato más grande que la sartén y ponemos otro chorrito de aceite de oliva antes de volver a ponerla otra vez en la sartén. 

     

  • Paso 6

    Le vamos dando forma redondeada al borde de la tortilla y cuando se haya hecho por el otro lado la sacamos a un plato grande y la dejamos reposar otros 15 minutos. Para disfrutarla todavía más, podemos acompañar un trozo con unas tiras de alegría riojana en conserva. 

     

Publicidad

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información